Carmen

Publicado: 7 abril, 2018 en Miscelanea, Relatos
Etiquetas:

1 semana antes.-

Dejó que le mirara a los ojos mientras destruía su mundo en un suspiro.
-¿Ya no me quieres?
-Lo siento -dijo X.
-Y.. ¿ya está?
-Sí, no hay nada más que decir. Lo siento.
Y su mundo, su vida, su ser, su alma y su corazón se hizo pedazos. Fue un big-bang, algo tan doloroso que creyó que la mataría, la fulminaría como si se hubiera cruzado en el trayecto de un rayo.

Ahora.-

… pero seguía viva. Bueno, respiraba, estaba bien en cuestión de salud. Pero no se sentía viva en absoluto. Se sentía como uno de esos zombis come-cerebros de una película de George Romero. Solo que ella no sentía ganas de comer cerebros… ni ninguna otra cosa.
Llevaba casi una semana sin comer apenas, no sentía apetito y su cuerpo no lo acusaba. Cierto, había bajado de peso, se miraba al espejo y se veía mucho más delgada. Parecía que sus tetas se habían evaporado y sus caderas tan huesudas…. su pelo alborotado, ojeras y ojos rojos de tanto llorar y tan poco dormir. Intentaba dormir todo el tiempo para no pensar en él. Pero era difícil, después de tantos años juntos, tantas risas tantas vivencias, tantos abrazos y besos y ahora…. Mierda, ya lo estaba haciendo de nuevo. No pienses, no pienses. Es un cabrón y no se merece ni un pensamiento tuyo. Además, no le importas ni lo más mínimo. Le ha dado igual hacerte daño, le importa una puta mierda que estés sufriendo. ¡Cabrón! Estaba hecha un asco y lo cierto es que no podía seguir así.
Aquello acabaría con ella si no tomaba una determinación.
Se forzó a sonreír delante del espejo.
Sonríe tonta.
Le salió una mueca más que una sonrisa. Probó de nuevo.
Venga cariño sonríe.
Los labios se forzaban a torcerse hacia arriba pero parecían tener plomo en las comisuras y tendían a bajar.
Más que una sonrisa, parecía una expresión de tortura, era ridícula. Verse así hizo que riera.
Tonta, se volvió a decir.
Bueno, al menos había conseguido reír. Todo un logro. Necesitaba práctica.
Pudo ver el cartel con letras de neón rojo a la perfección.
¡Señores y señoras, ladies and gentleman! Bienvenidos al maravilloso mundo de Carmen A. Ella les enseñara a reírse en tan solo 15 clases. Les mostrará las más diversas sonrisas. Les enseñará a reírse a carcajadas. ¡Garantizado o les devolvemos su dinero!
Jesús, estaba empezando a perder la cordura.
Vamos cariño, sal al mundo y demuéstrale lo que vales. Mueve ese culo enclenque. Y ya de paso, joder Carmen come algo antes de que salgas volando a la menor brisa.
Tan fácil de decir, tan difícil de hacer.
Su corazón estaba destrozado y no sabía por dónde empezar a recomponerlo.
Sonríe, sonríe, sonríe.
“No puedo, no puedo, ¡no puedo joder!”
Si, cielo, si que puedes. Saldrás de esta, eres fuerte, eres la mejor y lo conseguirás.
“Yo… solo quiero despertar. Despertar.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s