Dos Torres

Publicado: 5 abril, 2018 en Microrrelato
Etiquetas:

Leonard nadó hasta hallar las caderas de la mujer que se erguían sobre él como dos torres inconquistables, escaló los muslos ayudado por la fuerza de su saliva para encontrarse, al fin con el objeto de su deseo. Aun deslumbrado abrió sus ojos y su boca y dejó que su lengua le brindara palabras silenciosas que no hicieron más que estremecer y hacer temblar aquellas columnas repletas de sensualidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s