Melisa y Mentiroso

Publicado: 14 marzo, 2018 en Miscelanea, Relatos
Etiquetas:

Melisa.-

Mientras pinta, baila, le encanta hacerlo. Gira, brinca, salta, mueve los brazos. Coge el pincel lo agita en el aire mientras gotas de color vuelan por la habitación. Los trazos fluyen en el lienzo, los colores se mezclan y las caras se agitan al ritmo de la música. Melisa baila, silba y grita de alegría. Gira y vuela, mientras los colores se expanden formando una banda sonora dedicada a la vida. Avanza bailando y silbando hasta el equipo de música y a través del plástico aumenta más el volumen del equipo. La música retumba en las paredes, los tambores están allí y las gaitas, también las palmas y las flautas. Suenan para ella y no piensa defraudarles. Se funde con la música, se siente eufórica. Esta es la mejor droga del mundo, se dice, y grita. ‘¡AAAAAAAAAAAhhhhhh!’

Y ríe a carcajadas mientras canta, baila y pinta.

Mentiroso.-

-Mira tío, esto… es bajo tu cuenta y riesgo. Yo ya te he avisado. Luego no vengas con milongas ni con gilipolleces, que si vaya mierda, que si que bodrio, que vaya rollo.

Esto tío es solo apto para paladares exquisitos y lo mas probable es que se aburra viendo la peli. Se trata de Takeshi Kitano, un genio del cine japonés. No es el típico cine comercial basurilla, si quieres un fastfood ve a la sala cinco a ver la isla o cualquier otra mierda de Bay o Bruckheimer. Pero si quieres ver una verdadera obra de arte, entonces compra una para Dolls de tío Kitano.

A su lado Michel le dio un codazo.

La cola empezaba a dar la vuelta a la esquina. La gente se empezaba a impacientar. Pero Mentiroso seguía a lo suyo.

-Bueno tío, que va a ser. Chuleta o Burger King.

-Dame una para la Isla.

-La de Bruckheimer -Mentiroso puso cara de asco- Es entretenida, pero una mierda, quedas advertido. Ese capullo de Bay parece que tenga el baile de San Vito cuando filma escenas de acción. No sé, o igual es que le dan ataques de Parkinson.

Michel le dio otro codazo.

-Joder Mentiroso, mira la cola que estas armando. Véndele la puñetera entrada que nos van a linchar aquí al final.

 

Melisa y Mentiroso.-

-¡Hola mi amor!

Melisa acude al encuentro de Mentiroso y le regala el abrazo y el beso más largo y dulce del mundo. Le ama con toda su alma.

-Qué tal en el curro cielo?

Mentiroso sonríe y le guiña un ojo.

-¿Bailamos?

Melisa le coge de la cintura y comienzan a bailar por la casa bajo el son de los Corrs.

-¿Sabes mi amor, que hoy he sido abducido por marcianos? Fue increíble, de repente un rayo de luz atravesó el techo del centro comercial y me arrastraron de las taquillas hasta su nave. Y cuando les vi, me di cuenta….

Ahora la música es más lenta, les envuelve y les eleva. Melisa tapa los labios de Mentiroso con su dedo índice. Le hace callar y luego lleva sus labios hasta los suyos.

-De que te diste cuenta mi cielo.

Mentiroso calla, la mira, quiere parar el tiempo en ese justo momento y que no termine jamás. Jamás. Su paraíso es ella. Ella es su sinónimo de felicidad. La ama y la amará hasta el fin de los tiempos.

Y bailan.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s