Espíritu atrapado

Publicado: 23 febrero, 2018 en Miscelanea, Relatos
Etiquetas:

pexels-photo-276502.jpeg

‘Sal de mi vida’, le dijo.

‘Sal y no vuelvas’, le dijo entre sombras que lo rodeaban.

Ella le miró atónita.

‘No me importan tus motivos y desde luego ya no me importan tus deseos’

‘Si me hieres te hiero dos veces.’

‘Si me matas, te beso dos veces.’

‘Si agonizo por tu culpa, volveré y posaré una diminuta hormiga en tu inexistente nariz, para que te haga cosquillas el resto de tus días.’

‘Si eres cruel conmigo lo único que conseguirás es que mi vida se quede atrapada en una pequeña caja de cristal, desde cuyo interior estoy ciego, sordo y mudo.’

-Anoche, -le dijo de espaldas a ella- pensé en muchas cosas. Creo que lo primero que pensé es en la validez de las palabras o el zezeo de un jodido mosquito.

-Deliras, me marcho.

Se gira y la ve, ahora le da la espalda y se dispone a dejar la casa.

-Eres una cobarde y lo sabes.

No dice nada, y da otro paso. Ella desea escapar, es incapaz de enfrentarse.

-Siempre pensé que superarías tus miedos pero nunca pensé que estuvieran tan arraigados, son tan parte de ti como tus ojos, como tus labios, como ese guiñar de ojos tuyo, que logra apagar las farolas cuando el sol está en algún rincón entre la nada y el todo.

Ella se para, le grita, nerviosa, sabe que tiene razón y es lo que mas le duele, que haya lanzado ese cuchillo envenenado contra ella. Su supuesto amor, la ha herido. El inocente, se ha convertido en diablo. No sabe si quiere ver más de esa parte oscura de él. Decide olvidar, ignorar, es lo mejor.

-Mañana te llamaré y haré como que no te conozco, te preguntaré como estas, como va tu trabajo y eso será todo.

Lo haré durante cinco días y después…. después…. cada llamada, cada sonido, cada grito de desesperación, tu misma agonía… la negaré. Y te negaré tres veces. Y una vez te niegue no existirás ni habrás existido para mi.

Se queda mirándola, no la conoce, nunca la ha conocido.

-¿Lo entiendes?

El sigue mirándola. No lo entiende, así que no dice nada, y ningún gesto es destapado por su rostro. Tan solo la mira, y su incredulidad es derramada por el aire.

Ella se va.

El por un momento duda en perseguirla.

‘Me ha dado la espalda, me ha quitado sus ojos, su mirada y su sonrisa’

Se sienta en el sofá, siente el fresco tacto del cuero. Coge el mando de la televisión y la enciende.

Están echando una película.

Se trata de una vieja película del Oeste, ‘El Fuera de la Ley’ de Clint Eastwood.

-Me caguen la leche -dice él mientras Josey Wales restalla uno de los revólveres y suelta un grotesco escupitajo de tabaco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s